Grecia

Venus de Milo

cara venus milo

La escultura Venus de Milo es una obra helena de siglo II a.c, descubierta en 1820 en la isla de Melos o Milo, de ahí su nombre. Tiene una altura de 211cm y está expuesta actualmente en el museo del Louvre de París.

No se sabe a ciencia cierta quien es el autor, aunque varios expertos señalan que es una obra Alejandro de Antioquía.

Se trata de una de las obras más importantes de la antigüedad clásica, junto al Discóbolo de Mirón, La Victoria de Samotracia y Laocoonte y sus hijos

Se piensa que la escultura representa a la diosa Venus por:

  • Las esculturas de Venus también esconden el pubis.
  • En la Grecia antigua, sólamente los cuerpos masculinos podía mostrar desnudes, excepto las diosas.

Aunque tambiéen podría representar a Anfítrite, la diosa del mar, que tenía un significado especial en la isla donde se encontró esta obra de arte.

Características de la Venus del Milo

Las principales características son:

  • Esculpida en mármol blanco
  • Altura: 211 cm.
  • Peso: 900 kg.
  • Representa una mujer con el torso desnudo.
  • Cabello regogido.
  • Vestido ceñido a la cintura cubriendo el pubis y piernas.
  • Perdió los brazos.

Significado de esta venus

La escultura representa a una de las diosas más veneradas de la Antigüedad Clásica, tanto por griegos como por romanos. Los griegos la llamaban Afrodita y los romanos Venus. Para ambas culturas, se trataba de la diosa de la fertilidad, la belleza y el amor.

cuerpo entero venus milo

Comprar Figura Venus de Milo

Historia de la Venus de Milo

Esta Venus fue encontrada por un campesinos por casualidad en 1820 mientras cogía rocas de unas ruínas. El campesino supuso el valor de la talla y la volvió a enterrar. Se cree que el campesino vendió la estatua a un monje armenio, aunque esta posible venta podría ser una estrategia francesa para evitar la intervención de las autoridades otomanas.

La Venus viajó así de Milo a Constantinopla y, de allí, a Toulon, donde fue adquirida por el marqués de Rivière, Charles François de Riffardeau. Este la donó al rey Luis XVIII, quien finalmente la puso a disposición del Museo del Louvre.

Cuando fue hallada por el campesino la Venus estaba partida en varios trozos, aunque pudo ser recompuesta.

Se cree que el brazo izquierdo sostenía una manzana y el derecho rozaba la cintura, pero no se consideron los originales por arqueólogos del momento y no se volvieron a unir al tronco.

Cuando Luis XVIII dono la figura al Louvre se intentó restaurar la talla pero no hubo acuerdo en cómo situar los brazo, fue expuesta sin los brazos y así sigue en la actualidad.

Puedes leer más sobre la Venus de Milo en wikipedia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *