Historia de Espa帽a

CRIST脫BAL COL脫N Y EL DESCUBRIMIENTO DE AM脡RICA

crist贸bal col贸n y el descubrimiento de am茅rica

Datos de Crist贸bal Col贸n

  • Cargos: Virrey y gobernador general de las Indias Occidentales
  • Padres: Domingo Col贸n y Susana Fontanarossa
  • C贸nyuge: Felipa Moniz
  • Pareja: Beatriz Enr铆quez de Arana
  • Hijos: Diego Col贸n y Hernando Col贸n
  • Nombre: Cristoforo Colombo 鈥 Christophorus Columbus

Crist贸bal Col贸n es el descubridor de Am茅rica y el h茅roe que abre horizontes nuevos e inmensos a la humanidad. La economia y la historia misma del mundo cambia por este trascendental descubrimiento.

La empresa del descubrimiento, pese a la nacionalidad de Col贸n, es una empresa castellana. Col贸n encontr贸 en Espa帽a la situaci贸n ideal y una preparaci贸n maritima esencial para las grandes aventuras oce谩nicas.

驴D贸nde naci贸 Crist贸bal Col贸n? esta cuesti贸n ha dado lugar a pol茅micas apasionadas, y es que nada en la vida de Col贸n es incuestionable.

脡l declar贸 en sus escritos que era de G茅nova, los Reyes Cat贸licos lo creyeron extranjero y todos sus contempor谩neos, sin excepci贸n, comparten esta creencia. Los italianos que lo tratan no dudan de esta verdad, y nadie de la 茅poca pone en tela de juicio su procedencia italiana.

Col贸n nunca proclam贸 a los cuatro vientos que era genov茅s, y que su hijo Hernando, en la biograf铆a de su padre, parece ignorar la procedencia de su padre, aunque no se aparta de la tesis italiana citando varias ciudades.

Se piensa que intentara ocultar que proced铆a de una familia humilde, sus hijos era pajes del principe Don Juan y no pod铆a saberse que eran nietos de un pobre cardador de lana. Tambi茅n se pens贸 que pretend铆a ocultar sus andanzas con la pirater铆a.

Al no estar claro su procedencia, hay estudiosos que han defendido hip贸tesis sobre si Col贸n era extreme帽o, gallego, catal谩n, portugu茅s, corso, griego, franc茅s, ingl茅s, suizo o jud铆o.

Parece que naci贸 en G茅nova en 1451, entre el 25 de agosto y el 31 de octubre, seg煤n Richard Davez, La Rosa y Vignand.

BIOGRAF脥A DE COL脫N

De Crist贸bal Col贸n se han hecho varias biografias, algunas de ellas muy diferentes al resto, que es en realidad dificil sintetizar los rasgos esenciales de su vida, su pensamiento y sus actuaciones.

Col贸n y su hijo mintieron pretendiendo descender de noble estirpe. Su obsesi贸n surge desde el primer momento de su triunfo. Su padre se llamaba Dom茅nico, maestro tejedor, casado con Susana Fontanerosa, y muri贸 septuagenario y pobre, a pesar de que sus hijos ten铆an ya altos cargos en Espa帽a

Su familia era modesta y eran tejedores de lana, adem谩s su padre tuvo adem谩s una taberna.

En 1465 hizo Col贸n su primer viaje marinero en calidad de grumete. M谩s tarde se enrol贸 con el feroz pirata gasc贸n Casenove, cuyo nombre de guerra fue Col贸n, llamado tambi茅n Coulum le Vieux.

Algunos bi贸grafos sostienen que era el propio Coulom (Colombo, en italiano), y algunos estudiosos sospechan que no ser铆a absurdo identificar al corsario Coulom con el futuro Almirante, y que los hechos navales de Espa帽a sean de 茅l.

Tambi茅n estuvo al servicio de Renato de Anjou y mand贸 una galera (1473), y pudo luchar contra Alfonso V de Arag贸n, y luego contra su hermano Juan II, cuando se sublevaron los catalanes y ofrecieron la corona a Renato. No se duda de su viaje a la isla de Ch铆o en 1474 o 1475.

Etapa en Portugal

El corsario Coulom, que era almirante de Luis I de Francia y que ayudaba a Alfonso V de Portugal y a la Beltraneja, atac贸 en agosto de 1476 a varias naves mercantes genovesas, cerca del cabo de San Vicente.

Los biografos tradicionalistas sostienen que Crist贸bal Col贸n figuraba en la flota del corsario; los modernos dicen que iba con los mercantes genoveses y que ese d铆a luch贸 contra su antiguo jefe, que se salv贸 a nado y recibi贸 heridas en la lucha.

Se traslad贸 a Lisboa, y es f谩cil que en las dos naves que se salvaron, huyendo a C谩diz, continuase el viaje a Inglaterra y a Tule (Islandia). Volvi贸 en febrero del 77 y se estableci贸 en Portugal. Entonces se realiza el episodio rom谩ntico, el idilio amoroso de Col贸n, cuando ten铆a 25 a帽os.

Por sus insinuantes maneras, bella presencia y acendrada devoci贸n gan贸 la simpat铆a y el amor de la gentil comendadera de Santiago, Felipa Mo帽iz, de 19 a帽os, emparentada con linajudas estirpes lusitanas y de influencia en la Corte. Era hija de Bartolom茅 Perestrello, originario de Plasencia (Italia), que estuvo al servicio de don Enrique el Navegante, que le encarg贸 la colonizaci贸n de Porto Santo (Madera). La boda entre Felipa y Col贸n se celebr贸 en Lisboa y se fueron a vivir a Porto Santo, donde la esposa ten铆a hacienda.

Luego hizo viajes a Guinea en compa帽铆a de portugueses. En 1482 present贸 un proyecto a Juan II de Portugal de descubrir tierras navegando a trav茅s del Oc茅ano, pero bien por los gastos que el monarca hab铆a hecho o por las exorbitantes pretensiones y no por la declaraci贸n de su secreto, pues Col贸n mantuvo en secreto la ruta, hicieron que su demanda fuese rechazada por una junta que de cosm贸grafos.

Es indudable que sin el ambiente portugues de continuos descubrimientos no hubiera concebido la idea del viaje transoce谩nico. Parece que su suegra le dio interesantes papeles del marido; lo cierto es que all铆 empez贸 a conjeturar si los portugueses navegan tan lejos al sur, igualmente podria navegarse la vuelta de Occidente y hallar tierras en aquel viaje. En principio se cree que lo que pretend铆a Col贸n era descubrir las Antillas, proyecto que flotaba en el ambiente de Lisboa, y Col贸n pudo adquirir noticias precisas que le dieron absoluta convicci贸n de la existencia de supuestas tierras en los mares de Occidente.

Desde entonces Col贸n fue el hombre de una sola idea, a la que iba a sacrificar todo: su reposo, su vida, su hogar.

Llegada de Col贸n a Espa帽a.

Col贸n, ya viudo, sali贸 de Portugal, sigilosamente, a causa de sus deudas, con su hijo Diego, de siete a帽os, y desembarc贸 en Palos (Huelva) en 1485. 驴Por qu茅 se dirigi贸 a uno de los que hoy llamamos lugares colombinos? en Huelva viv铆a su cu帽ada y seguramente ten铆a la intenci贸n de dejarle a su hijo que ser铆a un estorbo en sus proyectadas andanzas.

En Palos pudiera haber recogido nuevos datos sobre las navegaciones efectuadas por dos marinos de estas tierras; el palermo Pedro de Velasco hab铆a sido piloto de Diego de Teive, que en 1470 hab铆a descubierto la isla Flores, la m谩s occidental de las Azores, y, seg煤n Hernando Col贸n y el P. Las Casas, navegaron 150 leguas al SO. y luego fueron a Irlanda, y hasta hay quien sospecha que vieron tierras al Oeste. Estas navegaciones se hab铆an hecho 40 a帽os antes y eran conocidas de Martin Alonso Pinz贸n.

Alonso S谩nchez de Huelva

Se cree que un piloto de nav铆o muri贸 en casa de Col贸n, Porto Santo, y que le cont贸 las tierras vistas del Oeste cuando fue arrastrado por una tempestad.

En los siglos XVI y XVII los historiadores creen en la autenticidad del piloto, pero hasta el presente todo est谩 en el aire y envuelto en tinieblas, aunque es imposible concebir la absoluta convicci贸n que el genov茅s ten铆a en el descubrimiento, si no es por noticias recibidas.

Desplazamiento a La R谩bida

Col贸n march贸 de Palos a La R谩bida, donde hall贸 hospitalidad y buena acogida. Era guardi谩n del monasterio el franciscano Juan P茅rez, y al d铆a siguiente lleg贸 en visita can贸nica Antonio de Marchena, inteligente cosm贸grafo, con el que convers贸 sobre su proyecto. Animado por ambos y con cartas de Juan P茅rez, que ten铆a influencia en la corte por haber sido confesor de Isabel la Cat贸lica, parti贸 para ver a los reyes.

Los Reyes Cat贸licos ordenaron que su proyecto fuese examinado por competentes y se reuni贸 no una junta, como suele escribirse, sino tres, en Salamanca. C贸rdoba y en Santa Fe. La resoluci贸n fue adversa, bien por las pretensiones desmesuradas de Col贸n por la escasa formaci贸n cientifica y fabulosa imaginaci贸n del genov茅s, que raya en la charlataner铆a, o por la incompetencia de los examinadores.

En C贸rdoba resid铆a la Corte, por la guerra de Granada, y all铆 pas贸 Col贸n alg煤n tiempo y conoci贸 a Beatriz Enriquez de Arana, que endulz贸 las impaciencias del genial pro yectista y sostuvo su 谩nimo en los momentos de zozobra y vacilaci贸n. Era hu茅rfana, no carec铆a de bienes de fortuna, tenia 20 a帽os y Col贸n 35. El 15 de agosto de 1488 naci贸 Hernando, producto de los amores no legitimados.

En 1491 Col贸n llega por segunda vez a La R谩bida, desfallecido y pobre, porque la Junta no hab铆a aprobado su proyecto y porque la guerra de Granada duraba. Fray Juan P茅rez le recibe con acogedora cordialidad. All铆 se educaba su hijo Diego y entonces pens贸 ofrecer su proyecto a Francia e Inglaterra.

El f铆sico Garc铆a Hern谩ndez, algo entendido en astronom铆a y filosofia, tuvo conferencias con Col贸n y el fraile y de alli naci贸 una carta para la reina de efecto m谩gico, pues Isabel le contest贸 pronto y el antiguo confesor fue a Santa Fe y consigui贸 que se le entregasen 20.000 maravedises a Col贸n para que se presentase en la Corte (Santa Fe).

Col贸n estuvo en Huelva con su concu帽o Miguel Muliart y con su cu帽ada Violante Moniz, a la que tenia gran afecto. En enero del 92 Col贸n estaba en Granada viendo la entrada de las tropas cristianas y entonces se celebra una nueva junta en Santa Fe, pero se consideraron desmedidas las pretensiones de Col贸n y se desech贸 el proyecto, pero al fin se estipularon las capitulaciones de Santa Fe (17-IV-1492).

El 30 de abril se ordena a Diego Rodriguez Prieto y a los vecinos de Palos que den dos carabelas y expensas y el 12 de mayo parti贸 Col贸n de Granada para Palos y llegaba el 23, convertido en almirante.

MART脥N ALONSO PINZ脫N

Cuando todo parec铆a ir viento en popa, surgen nuevas dificultades. No eran pusil谩nimes los marinos de Palos y sus alrededores, buenas pruebas hab铆an dado de su valor en la costa de Guinea y en tantas arriesgadas expediciones, pero era natural la desconfianza en el extranjero, al que hab铆an visto llegar pobre y desamparado. Col贸n no encontraba marinos que quisieran alistarse.

Un hombre cambia el ambiente marinero y dio a Col贸n el cr茅dito que le faltaba: Mart铆n Alonso Pinz贸n, miembro de una vieja estirpe de marineros de Palos, dedicado desde su juventud al comercio maritimos. Hab铆a recorrido el Mediterr谩neo, conocia los pi茅lagos africanos, viajando hasta Guinea, y en la guerra con Portugal su nave y el arrojo de su capit谩n se hicieron temidos. Era rico y emprendedor, osado e inteligente, experts y estudioso.

Mart铆n Alonso se encotnraba en Roma y hubo que esperarle para que el rumbo de la aventura cambiara.

Se dice que estudi贸 en la Biblioteca Vaticana y que vio el mapa de Bencasa (1482) que contiene una innovaci贸n revolucionaria en la cartografia: la rica nomenclatura de las islas Antilia y Salvaga.

Los marinos reacios se convierten en fervorosos entusiastas. Martin Alonso Pinz贸n ofrece sus barcos y los de sus amigos. Ofrece hasta subsidios mientras dure la traves铆a y a los codiciosos les habla de fabulosas ganancias. No es Martin solamente, son tambi茅n sus hermanos, Vicente Y谩帽ez Pinz贸n, que fue a帽os despu茅s el descubridor del Brasil e intr茅pido navegante, y Francisco.

LAS CARABELAS Y EL PRIMER VIAJES DE COL脫N

Las tres carabelas eran tripuladas por 105 hombres. Col贸n iba en la Santa Maria, cuyo piloto era Juan de la Cosa; la Pinta la mandaba Martin Alonso y de segundo piloto iba su hermano Francisco, y la Ni帽a por Vicente Y谩帽ez Pinz贸n.

En aquel amanecer del 3 de agosto del a帽o venturoso de 1492 comenzaba una de las proezas m谩s formidables realizadas en los siglos por los hombres.

La flotilla sal铆a de Palos, cruzaba la barra de Salt茅s, quedaba en la lejania el monasterio de La R谩bida. Tocaron en Canarias, punto de apoyo para remontar el vuelo a lo inexplorado.

Desde su partida parece navegar con pleno conocimiento del sitio a donde quiere dirigirse. Sigue el paralelo 28 y se aparta de 茅l lo menos posible. El 17 de septiembre consulta un mapa que se帽ala las islas de los parajes donde se halla, o sea el 47掳 6 48掳 de longitud, y no las encuentra; seguramente se trataba de la Antilia.

Cruza el mar de Sargazo, del que V谩zquez de la Frontera le hab铆a hablado. Del 4 al 5 de octubre se han recorrido 750 leguas y no se encuentran las tierras prometidas. En la tripulaci贸n de la Santa Maria se murmura del viaje y de quien en 茅l los hab铆a puesto.

驴Hubo mot铆n en el primer viaje de Col贸n?

Parece incuestionable que la en茅rgica intervenci贸n de Martin Alonso fue decisiva al feliz t茅rmino de la empresa, calmando a la tripulaci贸n de la Santa Maria. Tambi茅n parece decisiva su intervenci贸n aconsejando el 7 de octubre el cambio de rumbo hacia el SO., medida que hab铆a de llevar la flota a las Lucayas.

Descubrimiento del nuevo mundo

El 12 de octubre se descubr铆a la tierra del Nuevo Mundo, la isla de Guanahan铆, a la que dio el nombre de San Salvador, se exploraron otras peque帽as islas del archipi茅lago mencionado (Santa Mar铆a, Fernandina e Isabela); luego se descubrieron Cuba, llamada Juan, y Haiti (Santo Domingo), a la que denomin贸 La Espa帽ola, en cuya costa encall贸 y perdi贸 la Santa Maria. Con el material de la nao construy贸 un fuerte, La Navidad, en el cual dej贸 una peque帽a guarnici贸n y emprendi贸 el viaje de regreso en la Ni帽a.

La vuelta result贸 poco feliz, los temporales separaron a las carabelas, el almirante fonde贸 en Lisboa y el 15 de marzo lleg贸 a Palos. Ese mismo d铆a Martin Alonso arrib贸 a Bayona (Pontevedra), y pocos d铆as despu茅s, el 31 mor铆a sin que pudiera defender ante los reyes y la Historia la parte esencial que tuvo en el descubrimiento del Nuevo Mundo. Si Col贸n fue el proyectista del descubrimiento, Martin Alonso fue el art铆fice de la epopeya. En Barcelona los Reyes Cat贸licos recibieron al almirante con grandes agasajos.

Maqueta de las 3 carabelas

MAQUETA CARABELA LA NI脩A

134,99

MAQUETA LA PINTA

139,99

MAQUETA SANTA MAR脥A

149,99

EL SEGUNDO, TERCER Y CUARTO VIAJE DE COL脫N

El segundo de Col贸n a Am茅rica lo hizo en 1496, con 17 naves y 1.400 hombres y gente de todas clases, muchos buscadores de gloria y riqueza y algunos eclesi谩sticos

En La Espa帽ola se encontr贸 con la dolorosa sorpresa de la muerte de los defensores del fuerte de Navidad por los indigenas

Descubri贸 algunas de las Peque帽as Antillas, Jamaica y Puerto Rico; y al volver a La Espa帽ola vio que el gobierno de su hermano Bartolom茅 hab铆a provocado disgustos entre los colonos.

En 1498 realiz贸 su tercer viaje, descubriendo la isla Trinidad, las bocas del Orinoco y las costas del golfo de Paria, y de alli march贸 a La Espa帽ola. La anarqu铆a en que se hallaba esta colonia fue causa de que los reyes enviasen un juez pesquisidor, el comendador Bobadilla, que el muy b谩rbaro mand贸 prender al almirante y a su hermano y los envi贸 a Espa帽a cargados de cadenas, lo que le hizo escribir a Col贸n: 芦seme han guerreado hasta agora como a moro禄. Los reyes le acogieron benevolamente y nombraron gobernador a Nicol谩s de Ovando.

El cuarto viaje deCol贸n (1502) fue desgraciad铆simo por las tormentas, privaciones y naufragios, descubri贸 parte de las costas de Panam谩 y regres贸 en 1504. Dos a帽os despu茅s mor铆a obscuramente en Valladolid (21-IV), a los 58 a帽os de edad.

Algunos de sus compa帽eros, como La Cosa, Vicente Y谩帽ez Pinz贸n, Ni帽o, Ojeda y Diego de Lepe, recorren luego las costas septentrionales y orientales de Am茅rica del Sur, y estos viajes se han llamado descubrimientos menores.

驴C脫MO ERA CRIST脫BAL COL脫N?

Los retratos que se conservan son de su madurez y no se tiene a ninguno por aut茅ntico.

Los escritores contempor谩neos lo describen as铆: alto, rostro luengo y autorizado, nariz aguile帽a, ojos garzos, tez blanca, que tiraba a rojo encendido, cabello rubio, y los 40 a帽os tenia el pelo blanco (Las Casas).

Es m谩s interesante su psicolog铆a, las modalidades de su car谩cter, los pliegues de su esp铆ritu: 芦en el comer y beber y en el adorno de su persona muy modesta y continente (Las Casas); afable en la conversaci贸n, de modesta y suave gravedad禄, 芦aspecto venerable y digna de toda reverencias, de irresistible simpatia, cauto, receloso, guardador de las verdaderas razones de la navegaci贸n.

Ten铆a mucha fe en Dios y llega a creerse un enviado de 茅l. Por eso se ha escrito que es el m铆stico de las exploraciones geogr谩ficas, un vidente iluminado. 脡l mismo lo cuenta: 芦Me dio (el Creador) la voluntad para la ejecuci贸n de ello, y con este fuego vine a V. A.

Una de sus modalidades es la continua queja, el lamento por la persecuci贸n injusta que exhala de modo incesante y sin dignidad, que es sello de su alma plebeya.

La leyenda de la sabidur铆a de Col贸n no era tal. Apenas leia el lat铆n y no lo escrib铆a. Parece ser que estudi贸 Astrolog铆a, Geometr铆a y Aritm茅tica, y que sabia pintar mapas (carta de 茅l a los reyes). L贸pez de Gomara dice que 芦no era docto, mas era bien entendidos, y el Cura de los Palacios nos informa que era hombre de muy alto ingenio, esin saber muchas letras禄.

Su hijo Hernando minti贸 al decir que hab铆a estudiado en la Universidad de Pisa.

Seg煤n varios estudiosos, Col贸n era egoista, injusto. irascible, imprevisor, iluso, carente de ecuanimidad en la firmeza, raz贸n de que sus justicias fueron muchas veces venganzas, sus 贸rdenes gritos de c贸lera y de que todo acto de energ铆a acabase en desmayo.

Para Col贸n no hub铆a gente buena, que desgobern贸 y ech贸 la culpa a los dem谩s, que jam谩s confes贸 sus errores.

El car谩cter del almirante

Era un genio y, a pesar de su escasa disciplina, se muestra admirable por sus adivinaciones y adem谩s le reconoce una pasmosa audacia.

Se sabe que era violento, que se arrebataba por cualquier contradicci贸n, poco d煤ctil, carec铆a de tacto para el gobierno de los hombres, le inquietaba la oposici贸n. Sus procedimientos eran torpes e inadecuados, con vacilaciones desconcertantes y signos de manifiesta debilidad.

Como buen mercader, hac铆a sus cuentas sin perder maraved铆: reclama sus derechos sin trascordar ninguno. Las capitulaciones son un modelo de esta previsi贸n meticulosa. En sus escritos campea la obsesi贸n del oro.

cta barcos

MAQUETAS DE BARCOS HIST脫RICOS

Tambi茅n te puede interesar las siguientes maquetas de barcos hist贸ricos

3 thoughts on “CRIST脫BAL COL脫N Y EL DESCUBRIMIENTO DE AM脡RICA

Deja una respuesta

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *