Historia de España

LOS REYES CATÓLICOS

los reyes católicos: isabel y fernando

Los Reyes Católicos, Isabel I de Castilla y Fernando II de Aragón, fueron dos de los monarcas más destacados de la historia de España. Su reinado, que se extendió desde 1474 hasta 1516, marcó un punto de inflexión en la historia del país y de Europa. Su unión matrimonial, llevada a cabo en 1469, supuso la unificación de los reinos de Castilla y Aragón bajo una misma corona, sentando las bases de la España moderna.

Isabel de Castilla nació en Madrigal de las Altas Torres en 1451, hija de Juan II de Castilla y de Isabel de Portugal. Desde joven mostró un gran interés por la religión y la cultura, y recibió una educación humanista que la convirtió en una de las mujeres más cultas de su época.

Fernando de Aragón, por su parte, nació en Sos del Rey Católico en 1452, hijo de Juan II de Aragón y de Juana Enríquez. También recibió una educación esmerada y desde joven mostró una gran habilidad para la política y la guerra.

Ambos se casaron en secreto en 1469, sin el consentimiento de sus padres. La boda no fue bien vista por la nobleza de ambos reinos, que veían con recelo la unión de Castilla y Aragón. Sin embargo, la pareja se mantuvo firme en su decisión y luchó por mantener unidos los reinos que gobernaban.


¿Se casaron en secreto?

Sí, es cierto que los Reyes Católicos contrajeron matrimonio en secreto antes de su coronación oficial como reyes de Castilla y Aragón.

El matrimonio se celebró en el Palacio de los Vivero de la ciudad de Valladolid el 19 de octubre de 1469, cuando Isabel tenía 18 años y Fernando tenía 17 años. La boda se mantuvo en secreto durante varios meses para evitar la oposición de los nobles de Castilla, quienes preferían que Isabel se casara con el rey portugués Alfonso V.

Fue solo después de que se aseguraron el apoyo de algunos nobles y de que Isabel fuera coronada como reina de Castilla en 1474 que se hizo pública la noticia de su matrimonio con Fernando. El matrimonio de los Reyes Católicos fue uno de los más exitosos y duraderos de la historia de España, y juntos gobernaron con éxito durante más de 30 años.


Durante su reinado, los Reyes Católicos llevaron a cabo una serie de reformas y medidas que transformaron la sociedad y la economía del país. Una de sus primeras medidas fue la creación de la Inquisición en 1478, con el objetivo de perseguir y erradicar la herejía y el judaísmo en el país. Esta medida fue muy controvertida y generó una gran polémica en su época, pero tuvo un gran impacto en la sociedad española y en la historia de Europa.

Otra de las medidas más importantes de los Reyes Católicos fue la expulsión de los judíos en 1492, que tuvo lugar después de la toma de Granada y la finalización de la Guerra de la Reconquista. La expulsión de los judíos supuso un duro golpe para la economía y la cultura del país, pero también fue una medida que permitió la consolidación de la identidad católica de España.

En el plano económico, los Reyes Católicos fomentaron el comercio y la navegación, apoyando la exploración y la colonización de América. En 1492, financiaron el viaje de Cristóbal Colón que llevó al descubrimiento de América, lo que les convierte en uno de los grandes impulsores de la expansión territorial y económica de España.

Además, los Reyes Católicos fomentaron la cultura y el arte, y fueron mecenas de grandes artistas y escritores de la época, como Gonzalo de Berceo, Juan de la Encina, Diego de San Pedro o el arquitecto Juan Guas. También apoyaron la creación de universidades y la difusión del humanismo.

Tras la Guerra de Granada, los Reyes Católicos se centraron en la reorganización y modernización del país, creando nuevas instituciones y estableciendo una administración centralizada. En 1494, firmaron el Tratado de Tordesillas con Portugal, en el que se dividían las tierras por descubrir fuera de Europa, sentando las bases para la expansión colonial española en América.

Isabel la Católica falleció en 1504, dejando a Fernando como regente del reino hasta la mayoría de edad de su nieto, el futuro Carlos V. A pesar de las diferencias entre los distintos reinos de España y los problemas de sucesión, los Reyes Católicos sentaron las bases para una España unificada y próspera, que se convirtió en una potencia mundial durante los siglos XVI y XVII.

Fernando el Católico murió el 23 de enero de 1516 en la ciudad de Madrigalejo, en la provincia de Cáceres, en Extremadura (España). Tenía 63 años de edad y había reinado durante más de 35 años, primero como rey de Aragón y luego como rey de Castilla, en unión con su esposa Isabel la Católica. Su muerte supuso el final de una de las etapas más importantes de la historia de España, que estuvo marcada por la unificación de los reinos de Castilla y Aragón, la conquista de Granada y el comienzo de la expansión hacia América.

Los Reyes Católicos, Isabel y Fernando, fueron enterrados en la Capilla Real de Granada, en la catedral de la ciudad. Este mausoleo fue construido durante el reinado de su hija Juana I de Castilla y su marido Felipe el Hermoso, en la primera mitad del siglo XVI.

El mausoleo es una impresionante obra de arte renacentista y está ubicado en una capilla lateral de la catedral, en el centro de Granada. La Capilla Real es un lugar de peregrinación para muchos turistas y visitantes, que pueden ver los sepulcros de los Reyes Católicos y de sus descendientes, incluyendo los de Juana la Loca y Felipe el Hermoso

LOS HIJOS DE LOS REYES CATÓLICOS

Los Reyes Católicos tuvieron cinco hijos:

  • Isabel de Aragón (1470-1498): conocida como la Infanta Isabel, se casó con Afonso de Portugal en 1490, pero falleció en 1498 debido a complicaciones durante el parto.
  • Juan de Aragón (1478-1497): conocido como el Príncipe de Asturias, heredero al trono, murió a los 19 años debido a una enfermedad.
  • Juana de Castilla (1479-1555): también conocida como Juana la Loca, se casó con Felipe el Hermoso, archiduque de Austria, y tuvieron seis hijos, entre ellos Carlos V, futuro emperador del Sacro Imperio Romano Germánico.
  • María de Aragón (1482-1517): se casó con Manuel I de Portugal en 1500 y tuvieron un hijo, Juan III de Portugal.
  • Catalina de Aragón (1485-1536): se casó con el príncipe Arturo de Inglaterra en 1501 y, tras su muerte, con su hermano Enrique VIII en 1509, convirtiéndose en reina consorte de Inglaterra.

¿DÓNDE VIVIERON LOS REYES CATÓLICOS?

Los Reyes Católicos tuvieron varias residencias a lo largo de su reinado, tanto en Castilla como en Aragón.

Una de las residencias más importantes de los Reyes Católicos fue el Alcázar de los Reyes Católicos en la ciudad de Córdoba, que fue construido durante su reinado. También tuvieron una residencia en la Alhambra de Granada, que habían conquistado en 1492.

En Castilla, los Reyes Católicos pasaron tiempo en el Real Alcázar de Sevilla y en el Palacio Real de Medina del Campo, donde Isabel dio a luz a su hija Juana en 1479.

Además, los Reyes Católicos también tenían residencias en otras partes de España, como el Palacio de los Vivero en Valladolid, el Palacio Real de La Almudaina en Palma de Mallorca, y el Palacio Real de Zaragoza en Aragón.

En general, los Reyes Católicos viajaban constantemente por sus reinos y tenían varias residencias donde pasaban temporadas en función de sus necesidades y responsabilidades como monarcas.

1 thoughts on “LOS REYES CATÓLICOS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *