Pintores

JOAQUÍN SOROLLA

joaquin sorolla

Joaquín Sorolla es un artista valenciano nacido el 27 de Febrero del 1863.

En sus cuadros se plasma los periodos del luminismo y el impresionismo.

El uso del blanco en sus cuadros hace que sus obras tengan una luminosidad inigualable y una marca propia.

El aporte más importante de Sorolla fue la pincelada fluida y el colorido desarrollando un estilo vanguardista único

Los cuadros de Sorolla están centradas en representaciones mitológicas, históricas y sociales (costumbrismo español).

Cosiendo la vela

  • Estilo: Luminismo
  • Género: Costumbrismo
    Técnica: Óleo
  • Soporte: Tela
  • Año: 1896
  • Se encuentra en: Museo del Prado, Madrid

La pintura muestra a un grupo de personas remendando la vela de un velero en Valencia.

Paseo a orillas del mar

  • Estilo: Luminismo
  • Género: Costumbrismo
  • Tema: Playa de Valencia
  • Técnica: Óleo
  • Año: 1909
  • Se encuentra en: Museo Sorolla, Madrid

Una de las obras más importantes de Joaquín Sorolla.

Muestra a su esposa e hija caminando por la playa de Valencia, los efectos de luz que logra son únicos en su estilo.

En este cuadro se aprecia la capacidad para plasmar rayos solares reflejados sobre telas blancas.

Gruta del jardín en Sevilla

  • Estilo: Impresionismo
  • Técnica: Óleo
  • Año: 1910
  • Se encuentra en: Museo Sorolla, Madrid

El cuadro muestra una parte del Jardín en los alrrededores del Alcazar de Sevilla.

Gruta del jardín en Sevilla

  • Estilo: Luminismo
  • Género: Marina
  • Técnica: Óleo
  • Año: 1905

Escena costumbrista del litoral valenciano, en la pintura aparecen dos niños en el mar, jugando junto a su bote.

Tres velas

  • Estilo: Luminismo
  • Género: Costumbrismo
  • Técnica: Óleo
  • Año: 1903

Escena del costumbrismo español de principios del siglo XX a orillas del mar Mediterráneo.

En la obra aparecen tres mujeres y un bebé caminando en la orilla de la playa, al fondo tres veleros surcando el mar.

Saliendo del baño

  • Estilo: Luminismo
  • Género: Costumbrismo
  • Año: 1915
  • Se encuentra en: Museo Sorolla, Madrid

Utiliza gran parte de la paleta para pintar los rostros de la madre y el hijo; los cuales aparecen sobreados por la toalla blanca que recibe los rayos del sol.

La pesca

  • Estilo: Luminismo
  • Género: Costumbrismo
  • Año: 1919
  • Se encuentra en: Sociedad Hispánica de América, New York

También conocido como: Ayamonte y La pesca del atún. Escena costumbrista del pueblo de Ayamonte en Huelva con pescadores faenando el atún.

La bata rosa

  • Estilo: Luminismo
  • Género: Costumbrismo
  • Año: 1916
  • Se encuentra en: Museo Sorolla, Madrid

Uno de los cuadros con más calidez y alegría de Joaquín Sorolla

Rompeolas de San Sebastián

  • Estilo: Luminismo
  • Año: 1918
  • Se encuentra en: Museo Sorolla, Madrid

El cielo nuboso y de tormenta, hacen al artista seleccionar de su paleta, una gama de tonos cercanos al verde y el gris.

La hora del baño

  • Estilo: Luminismo
  • Año: 1909
  • Se encuentra en: Museo Sorolla, Madrid

Una niña vestida de rosa entrando en la playa de la costa valenciana, bajo la atenta mirada de su cuidadora, quien lleva a un bebé en brazos.

La siesta

  • Estilo: Luminismo
  • Año: 1911
  • Se encuentra en: Museo Sorolla, Madrid

Se considera una obra maestra del impresionismo moderno.

Los personajes están elaborados a base de manchas, los efectos de luz y sombra con poinceladas gruesas, tal como venían haciendo los maestros impresionistas de Holanda y Francia.

Saltando la comba

  • Estilo: Luminismo
  • Año: 1907
  • Se encuentra en: Museo Sorolla, Madrid

El lienzo muesta cuatro niñas jugando, de las cuales la protagonista es la hija del propio artista, suelo de tierra bañado por el sol, numerosos árboles y un jardín florido en el fondo de la escena.

El baño del caballo

  • Estilo: Luminismo
  • Género: Costumbrismo
  • Año: 1909
  • Museo Sorolla, Madrid

Joven sacando a su animal del mar después de lavarlo.

El baño del caballo

  • Estilo: Luminismo
  • Género: Costumbrismo
  • Año: 1909
  • Museo Sorolla, Madrid

Joven sacando a su animal del mar después de lavarlo.

Under the Awning

  • Estilo: Luminismo
  • Género: Costumbrismo
  • Año: 1905
  • Museo Sorolla, Madrid

Cuadro «Bajo el Toldo» de Sorolla. La imagen es luminosa, muestra una apacible tarde de playa, con vestidos típicos de la aristocracia vasca de la época.

Pescadoras valencianas

  • Estilo: Luminismo
  • Género: Costumbrismo
  • Técnica: Óleo
  • Año: 1915
  • Museo Sorolla, Madrid

Escena cotidiana de principios del siglo XX, ambientada en la costa del Levante español.

Pescadoras valencianas

  • Estilo: Luminismo
  • Género: Costumbrismo
  • Técnica: Óleo
  • Año: 1915
  • Museo Sorolla, Madrid

Escena cotidiana de principios del siglo XX, ambientada en la costa del Levante español.

Bajo el toldo zarautz

  • Estilo: Luminismo
  • Técnica: Óleo
  • Año: 1910
  • Museo Sorolla, Madrid

Cuadro de mujeres vestidas de blanco observando el mar bajo un toldo en la playa de Zarautz, País Vasco.

Bajo el toldo zarautz

  • Estilo: Luminismo
  • Técnica: Óleo
  • Año: 1910
  • Museo Sorolla, Madrid

Cuadro de mujeres vestidas de blanco observando el mar bajo un toldo en la playa de Zarautz, País Vasco.

Después del baño

  • Estilo: Luminismo
  • Técnica: Óleo
  • Año: 1908

Los atuendos de ambos son los tradicionales de la ciudad de Valencia a principios de siglo pasado.

María en la playa de Biarritz

  • Estilo: Luminismo
  • Técnica: Óleo
  • Año: 1906
  • Museo Sorolla, Madrid

Este cuadro es un retrato al aire libre con la particularidad que la iluminación de la figura principal es a contraluz.

Los blancos vibrantes de la espuma marina abren un haz de luz que golpea a la hija de sorolla por la espalda.

Niños buscando mariscos

  • Estilo: Luminismo
  • Género: Costumbrismo
  • Técnica: Óleo
  • Año: 1919
  • Colección banco Santander, Madrid

Niños jugando, bañándose y posando en la playa bajo los contrastes de luz, matices ocres y brillos en todos los elementos: rocas, niños y agua.

Dos hermanas

  • Estilo: Luminismo
  • Técnica: Óleo
  • Año: 1909
  • Instituto de Arte de Chicago

Niñas en el litoral mediterráneo, con el sol y vestido blanco típicos del lugar.

Clotilde y Elena en las rocas

  • Estilo: Luminismo
  • Técnica: Óleo
  • Año: 1905

Retrato de la esposa e hija de Sorolla caminando sobre las rocas en la playa.

Una investigación

  • Estilo: Luminismo
  • Género: Costumbrismo
  • Técnica: Óleo
  • Año: 1897
  • Museo Sorolla, Madrid

Muestra el estudio del neurólogo Luis Simarro, quien al manipular uno de sus experimentos llama la atención de sus cinco ayudantes.

Niños en la playa

  • Estilo: Luminismo
  • Género: Costumbrismo
  • Técnica: Óleo
  • Año: 1910
  • Museo del Prado, Madrid

After Bathing

  • Estilo: Luminismo
  • Género: Costumbrismo
  • Técnica: Óleo
  • Año: 1909
  • Museo Sorolla, Madrid

La composición es compleja y los efectos lumínicos son notables. la escena costumbrista muestra dos niñas a la sombra de un parapeto de madera, donde se secan y visten después de un baño en el mar.

Instantánea de Biarritz

  • Estilo: Luminismo
  • Técnica: Óleo
  • Año: 1906
  • Museo Sorolla, Madrid

La obra muestra a una mujer vestida de blanco leyendo un libro frente al mar.

El jardín

  • Estilo: Impresionismo
  • Técnica: Óleo
  • Año: 1907
  • Museo Sorolla, Madrid

BIOGRAFÍA DE JOAQUÍN SOROLLA

Joaquín Sorolla y Bastida nace en Valencia en 1863.

Perdió a sus padres con tan solo dos años por culpa del cólera. A partir de aquí, tanto él como su hermana son acogidos por sus tíos.

Desde pequeño muestra una gran pasión por el arte, el dibujo y la pintura. El director de la escuela se da cuenta del gran talento del joven Joaquín Sorlla y  sugiere que entre en la Escuela de Artesanos de Valencia.

A los 15 años pasa a la Escuela Superior de Bellas Artes de Valencia.

Inicialmente es influenciados por pintores valencianos de marinas como Rafael Monleón y Torres.

Una vez finalizados sus estudios, Sorolla entra en contacto con el pintor Ignacio Pinazo, el cual le muetra la forma de tratar la luz en la pintura.

El impresionismo aparecen ya reflejados en sus primeras marinas, tres de las cuales enviará a Madrid para su participación en la Exposición Nacional de Bellas Artes de 1881.

Su mujer Clotilde García a la cual pinta en varias de sus obras la conoce cuando su suegro lo contrata en su laboratorio de revelado fotográfico.

Beca de estudios en Roma

En el año 1884, la Diputación Provincial de Valencia convoca un concurso de pintura premiado con una beca para completar estudios en Roma con la temática de la Guerra de la Independiencia de 1808.

Sorolla se presenta con su obra Le crit del palleter (El grito del Palleter) y gana el concurso.

En Roma queda admirado por los pintores clásicos, aunque también entra en contacto con el trabajo de Mariano Fortuny, siendo una gran influencia para Sorolla.

En Italia desarrolla la pincelada larga y potente que caracterizará su obra en los siguientes años.

La presencia de la luz seguirá ganando importancia en sus lienzos.

Sorolla en Paris

Desde Italia viaja a París, ciudad en la que adquiere una nueva conciencia social que se verá representada en muchas de sus futuras obras.

Regreso a España

En 1889 regresa a España acompañado de la que es ya su mujer, Clotilde García del Castillo.

Empieza su época de consolidación: el artista prosigue su búsqueda de un estilo propio.

Su trabajo combina la pasión por el reflejo del instante y la luz, característica del impresionismo, con aportaciones personales como la pincelada larga y o el uso de tonos tierra y negros.

El pintor también apuesta por reflejar temas de índole social y realista, lo que también le distancia del impresionismo que triunfaba en el resto de Europa.

En 1894 el artista encuentra por fin esa forma de reflejar la luz que buscaba desde el principio, y que adoptará en sus futuras obras.

Durante estos años, Sorolla alcanza el éxito y la popularidad: la pintura es adquirida por el Gobierno de Francia, obteniendo además la Medalla de Segunda Clase en el Salón de París de 1895.

Sorolla retratista

Sorolla empieza entonces a trabajar como retratista, alcanzando un éxito considerable. Joaquín Sorolla llegó a pintar a importantes figuras del momento.

Veranos en Jávea

En Jávea realizaría grandes cuadros  de paisajes marítimos y de playa. La presencia de bañistas, nadadores, niños en la orilla y barcos de pesca se convierte en una constante.

Sorolla y La Hispanic Society de Nueva York

La Hispanic Society de Nueva York le encarga en 1911 la realización de catorce paneles para decorar la biblioteca de su sede.

El pintor realiza una serie de pinturas, donde se reflejan escenas que transcurren en distintas provincias españolas. Sería la obra de su vida y le dedicará sus últimos años.

Al año siguiente de terminar la serie de pinturas, el pintor sufre un derrame cerebral que le incapacita para viajar a Nueva York y hace imposible la entrega de los paneles y el cobro del trabajo.

La Hispanic Society of America deberá esperar hasta el fallecimiento del artista en 1923 para liquidar el contrato, una vez conocido el testamento del pintor.

En 1926 se inaugura por fin la sala, culminando un trabajo que resume a la perfección el estilo y la técnica del maestro.

Renacimiento de los cuadros de Sorolla

En las últimas décadas del siglo XX renace el interés por sus pinturas, que a partir de entonces alcanzan precios astronómicos y se convierten en objeto de deseo para museos y colecciones privadas.

¿QUÉ TIPO DE TÉCNICA UTILIZABA JOAQUÍN SOROLLA?

Sorolla pintaba al aire libre y  cualquier otra forma le parecía un engaño.

Trabajó algún tiempo como fotógrafo, lo que le hizo comprender a fondo la composición y, a su vez, enamorarse de la luz.

Sorolla y la obsesión por la luz

Su obsesión por la luz lo seguiría a lo largo de su carrera y la misma le llevaría a trabajar sin descanso hasta conseguir capturarla con precisión en sus telas.

La pintura de Sorolla sostuvo siempre un estrecho vínculo con la fotografía y, en concreto, con la cámara obscura. Este recurso permitía percibir la luz con gran contraste y definición.

Para lograr pintar como Sorolla deseaba, tuvo que analizar a profundidad cómo se pintaba un cuadro desde las capas profundas, la fase que en algún tiempo fue conocida como grisalla.

Sorolla sabía que debía observar la naturaleza de las luces para poder determinar la manera correcta de comenzar sus cuadros.

Estudió como trabajar la pintura en las capas internas de un cuadro tenían resultados distintos en las capas superiores. Por ejemplo, empezar por las luces en los cielos diurnos, las marinas u otros cuadros con agua tiene un resultado muy distintos que comenzar por los medios tonos.

El color y la forma

En todas sus pinturas intervienen dos factores: el color (la luz) y la forma. Joaquín Sorolla se dedicó a observar los valores de luz, los valores de sombra y los valores de las luces reflejadas, y cómo el exaltar o disminuir los contrastes, tanto tonales (blanco, negro y tonos de gris) como de croma (color), alteraban la sensación lumínica de las imágenes representadas.

¿Sabes dónde puedes ver la mayoría de cuadros de Joaquín Sorolla?

MUSEO SOROLLA

El Museo Sorolla está ubicado en un palacete del Paseo del General Martínez Campos de Madrid.

Este palacete sirvió de taller y vivienda a Joaquín Sorolla.

Fue construido en 1911 po el arquitecto Enrique María Repullés según los deseos del pintor.

El museo alberga una amplia colección de obras de Sorolla, así como también numerosos objetos que reunió como coleccionista durante su vida.

Comprar entradas Museo Sorolla

Horario: de martes a sábados (de 9:30 a 20:00) y los domingos (de 10:00 a 15:00)

Enlace para comprar entrada

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *